lunes, 16 de marzo de 2009

Fallando en desierto

Ha adelantado dos días, respecto al calendario previsto (18 de marzo), su visita a Cuenca, pero ha ido. Formaba parte, junto con José Manual Caballero Bonald, Luis García Montero, Santiago Vieco (diputado de Cultura y Deportes), Jesús García Sánchez (Visor) y Marta Segarra (responsable del servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial), del jurado del VII Premio de poesía Fray Luis de León. Un premio que en esta edición ha quedado desierto.

Según publica la Diputación de Cuenca, "Han sido presentadas un total de 100 obras, procedentes de todas las comunidades autónomas españolas con mayor participación desde Andalucía y Madrid. Asimismo, se han presentado un número importante de poemarios desde diversos países hispano hablantes (Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Ecuador), Estados Unidos, y Reino Unido. Tres de las obras presentadas inicialmente han sido retiradas por haber obtenido otros premios literarios con anterioridad a este fallo.
Según el diario ADN, "el escritor y miembro del jurado Benjamín Prado ha dicho que "a veces dejar desierto un premio puede ser una manera de premiar al premio".

Según Prado, "este premio tiene en los últimos años un nivel realmente muy alto, lo han ganado escritores que han tenido muy buenas críticas, que han conseguido un respeto de críticos y lectores".

Y así, aunque había libros interesantes entre los finalistas, "hemos considerado que no llegaba al nivel que tiene el premio Fray Luis de León", ha dicho Benjamín Prado.

El certamen "se está caracterizando por sacar poetas importantes, es uno de los premios más importantes de la poesía española en estos momentos, el nivel es muy alto y hay que ser muy buen poeta para ganarlo", ha agregado.

"El presidente del jurado, José Manuel Caballero Bonald, ha precisado que la decisión, adoptada por primera vez en las siete ediciones del certamen, “beneficia al prestigio del premio porque, al igual que en anteriores ocasiones ha habido trabajos magníficos, este año el jurado ha considerado que ninguno reunía los suficientes méritos para ser premiado”. En este sentido, Luis García Montero, ha indicado que declarar desierto el certamen demuestra “lo en serio que los organizadores y el jurado se toman este premio y el nivel de calidad que estamos dispuestos a mantener".

1 comentario:

Carolina dijo...

No me gusta Prado...