miércoles, 11 de julio de 2012

Marwan, a la manera de los maestros

El día anterior, guiados por buenos consejos, había comprado el libro de Marwan "La triste historia de tu cuerpo sobre el mío", de poesía, pero a su estilo. Algunas muy cuidadas, otras guiños, otras tremendamente divertidas y casi himnos para algún que otro grupo de misóginos (pero eso es otra historia).

El mismo día estuve en el concierto que este artista dio en el Museo Antropológico y me acerqué a él. Para que me firmara el libro. Sí pero no. Para que me firmara un poema que aparece en la página 61, que había descubierto ese día y que se titula "Poema a la manera de Benjamín Prado".

No me sorprendió encontrarlo, porque los aforismos de Benjamín nos acompañan a lo largo de las páginas (como alguno ya habréis podido ver en @PradosUrbanos): No existe mayor preso que el que duda entre dos puertas abiertas; Quien alguna vez supo mirar una tormenta, conoce nuestra historia; Y el amor que transforma la ceniza en madera.

Y le pregunté por ello: "Hace ya tiempo empecé a leerle y a admirarle. Una vez en un festival (Acróbatas) coincidí con él, compartimos escenario y empezamos a tener algo más de relación". Indagando le pregunté si se había planteado tocar con Benjamín como ya han hecho Coque Malla, SabinaPereza... y me sorprendió con una respuesta de estas que llevas al titular de la noticia: "Sé que Benjamín está escribiendo alguna canción con Pereza, y la idea es que hagamos una conjunta para ese disco".

Marwan, os esperamos con los brazos abiertos. A todos...

Y no quiero cerrar el post sin dejaros aquí un "Poema a la manera de Benjamín Prado", del gran Marwan y sin emplazaros a que esta semana estéis pendientes, pues no solo Marwan escribe sobre Benjamín, la relación es de ida y vuelta...

Poema a la manera de Benjamín Prado
Te abracé y la niebla perdió su nombre.
Crucé tu espalda y se abrieron las jaulas.
Entonces me hablaste, rozaste mi vida, se borraron los cuervos.
Cuando escuché tu nombre se tacharon las espadas.

Tú te llevaste los serruchos
viniste con las manos llenas de parques.
Tú me miraste y el cansancio se dio la vuelta.
Te desabroché la blusa y se cerró la tristeza.

Yo era un hombre cubierto de maleza,
yo era un hombre abrochado al desánimo,
intentaba hacerle esguinces al invierno.

La amargura tejía sus ciudades en mis cuadernos
pero llegaste para hacer sonreír a las cucharas
para tenderle una emboscada a los cuartos vacíos.

Besarte fue zarpar hacia un país sin dudas.
Yo sólo recuerdo la dirección de tu cuerpo.
Soltaste por mi cuarto los pájaros del júbilo
que volaron todos juntos como cien mil toneladas de periódicos.

Tu cara fabrica diques contra la melancolía.
La soledad son cien millones de preguntas.
Tu cintura es la respuesta a todo.
P.D. Un saludo Marwan. Y muchas gracias por los piropos que, el otro día, echaste al blog. No los merecían, pero me llenaron de orgullo.

2 comentarios:

Juan Jo dijo...

Muy recomendable el libro de poemas de Marwan "La triste historia de tu cuerpo sobre el mío". En su recorrido se pueden encontrar poemas que desbordan ternura, otros que provocan una sonrisa y los hay que hacen pensar. Cualquiera de sus páginas puede sorprenderte con uno o más versos de los que hay que subrayar.
El primer poema "Empezar a explicarlo" es el espejo de los siguientes.
Un abrazo a Marwan por este libro que "llega tanto" y a Meadow por traerlo a esta tribuna.

Grayde Tackeray dijo...

Lastima que en Chile no esta disponible y solo he podido ver partes de el