miércoles, 23 de marzo de 2011

23M Operación Gladio

Operación Gladio, que sale hoy a la venta en Alfaguara, es el nuevo libro de Benjamín Prado. "Una novela de espías porque la realidad era una novela de espías", dice el autor en su primera entrevista, hoy en La Vanguardia.
Ha pasado más de un mes desde que Benjamín realizase su presentación oficiosa en la Biblioteca Nacional (míra aquí la noticia), y que seguimos y compartimos en vídeo (clica aquí). Desde entonces hemos ido desgranando las noticias, que han ido llegando con cuentagotas: primero fue la portada, posteriormente Alfaguara nos adelantó la sinopsis, y el último paso fueron las 12 primeras páginas de esta novela que ya hemos empezado a disfrutar.

Benjamín, en su facebook, nos adelantaba ayer que hoy sería un duro día de entrevistas, y la primera que hemos podido ver, en medio on line, ha sido en La Vanguardia, aunque la firma es de Europa Press. En ella podemos leer:


Mezclando realidad y ficción, Benjamín Prado publica 'Operación Gladio', una novela de espías ambientada en la Transición y donde una periodista investiga las entrañas de la 'Red Gladio', organización anticomunista promovida por la CIA para sembrar el caos y evitar la expansión de la izquierda por Europa.

"El papel de la CIA y de los servicios secretos americanos en la Transición española es mucho más profundo de lo que se sabe", explica a Europa Press Benjamín Prado y recuerda el atentado de Carrero Blanco.

"Es muy raro que maten a Carrero Blanco estando aquí Henry Kissinger, secretario de Estado de EEUU, y lo matan enfrente de la embajada norteamericana con toda la zona peinada por la CIA", indica. Además, subraya que en el año 2008 se desclasificó un documento secreto de la Embajada americana en el que se decía que lo mejor para España es que "Carrero desapareciera del mapa".

"En una novela de espías tu tienes derecho a sumar determinadas piezas de la realidad y llegar a una conclusión, que es lo que yo he hecho", argumenta este autor y poeta, que ha publicado novelas como 'Mala gente que camina', 'La nieve está vacía' o el ensayo 'A la sombra del ángel'(trece años con Alberti). Asimismo, Benjamín Prado explica que la Red Gladio, formada por gente de la Gestapo, llevó a cabo más de 4.000 atentados en toda Europa.

"Montaron la 'estrategia de la tensión' organizando crímenes y atentados por toda Europa y culpando a grupos de izquierda y evitando que los partidos comunistas llegaran al poder". "Es una novela de espías porque la realidad era una novela de espías", precisa.

En este sentido subraya que los dos únicos personajes de la novela que no son inventados son el comisario Medina y el terrorista Vicenzo Vinciguerra, neofascista convicto en una cárcel de Milán y sospechoso de haber trasladado a Italia la armas con las que se asesinó a los abogados de Atocha.

"Poca gente sabe que dentro del asesinato de los abogados laboralistas de Atocha había un terrorista de la Red Gladio y que llevaba una metralleta con la que fueron ametrallados los abogados, y al día siguiente, alguien tapó en la pared los agujeros de ráfaga y esa metralleta nunca llegó al sumario". "Y era un fusil del ejército español, alguien del ejército se lo entregó al terrorista", argumenta el autor.

"Yo creo que hubo muchos pactos de silencio y muchas renuncias durante la Transición y pasado el tiempo hay mucha gente que no ha recibido el trato que una democracia le debe a todos sus ciudadanos", valora este escritor, que ha trabajado en esta novela durante seis años. "En España tendemos a ocultar una parte de las cosas, y si ocultas las cosas, parecen peor de lo que son.

La Transición no fue tan perfecta. Además, quién puede pensar que después de 38 años de dictadura se solucione todo en año y medio", añade. En esta misma línea, denuncia que el Valle de los Caídos esté lleno de republicanos, enterrados con "alevosía y nocturnidad". "La obligación del Estado es dar los restos a los familiares que los reclamen", apunta Benjamín Prado, para quien el Valle de los Caídos es una "atrocidad" y una "anomalía histórica" con tinte "hortera".

"Es alucinante que exista un monumento funerario a un dictador y encima lleno de republicanos allí metidos", señala. En este sentido reconoce que él también está un "poco cansado de la Guerra Civil". Por eso esta novela trata sobre la Transición y sus efectos y los asuntos que no quedaron del todo resueltos.

Asimismo, en las páginas de 'Operación Gladio' aparece el juez Garzón, ya que Prado considera "inaudito" lo que está ocurriendo. "Que un juez de la Audiencia Nacional se ponga a investigar los crímenes de la Dictadura para intentar reparar los derechos de algunas personas y que el Tribunal le eche a la calle, me parece tremendo", valora. "En estos momentos, uno de los grandes peligros de este país son los jueces, tanto cuando ves que a un juez que intenta perseguir el Franquismo y lo echan de la Audiencia como al que juzga a un hombre, da a una mujer veinte puñaladas y no dicta ensañamiento".

"Los jueces llevan una bandera debajo de la toga aunque se supone que deberían estar al margen", advierte. "Si contra algo está chocando la memoria histórica es más contra los jueces que contra los políticos, suponiendo que sean cosas distintas", advierte Benjamín Prado, quien cree que es una "estupidez" el concepto de "las dos Españas". Asimismo, y respecto al papel del PSOE en la memoria histórica, asegura que le "duele" porque lo ha "dejado a medias" y no se sabe bien por miedo a quién o quiénes. "Creo que en este país todavía hay gente que no ha recibido la reparación de la democracia que debe", insiste.

No obstante, matiza que esta novela es, en cierta manera, un "homenaje" al periodismo como la "última esperanza" de llegar a la verdad de algunos asuntos. Por ello la protagonista de 'Operación Gladio' (Alfaguara) es Alicia Durán, una periodista con un carrera profesional impecable pero con una vida personal que se tambalea. Duran se va implicando en los hechos de la Transición y descubre que hay una verdad "oficial" y una serie de "secretos" o crímenes sin reconstruir.

Por otra parte, explica que 'Operación Gladio' es el resultado de una serie de novelas que él ha escrito, ambientadas en algún momento de la historia reciente de España y protagonizada por Juan Urbano, el personaje central de su anterior obra, 'Mala gente que camina', y cada una de ellas con un género diferente. Por ello, su próxima novela será una novela de aventuras con un personaje que busca una pista para desvelar algún episodio de nuestro pasado reciente por toda Latinoamérica.

6 comentarios:

Francisco Ortiz dijo...

Parece interesante. Habrá que echarle un vistazo.

administradordeespionajeenesp dijo...

Acabo de incluir una ficha de la novela en mi blog sobre la novela española de espionaje:
http://lanoveladeespionajeespa.blogspot.com/

maria dolores dijo...

Soy "precisamente" Lola González Ruiz.
¿Te importaría llamarme al nº de Móvil 669 32 86 87?
Creo que sería útil para tí....

Mia Wallace dijo...

Quizás mi opinión no sea la de un experto en la materia aunque sí leo bastante, tengo perspectiva y considero que el interés que despierta la novela sobre una época desconocida para los de mi generación, nacidos a mediados de los ochenta, es determinante.
Comento con mis padres lo ocurrido con los abogados de Atocha y me dicen que fue muy sonado aunque no saben determinar qué ocurrió y qué acarreó aquel acontecimiento.
Considero que es una época de la que mucho se ha callado, por falta de información y, quizás miedo, pero esta obra te abre puertas y me ha despertado inquietudes que difícilmente podrán volver a dormirse.
Gracias Benjamín.

Anónimo dijo...

Por cierto: ¿de dónde ha sacado los datos y hasta las frases literales sobre Vincenzo Vinciguerra el sr. Prado?

Abraham dijo...

Excelente novela. Acabo de terminar su lectura, y me ha encantado, al igual que me ocurrió con "Mala gente que camina", la anterior novela de Benjamín Prado.

Recomiendo a todos la lectura de "Operación Gladio": entronca a la perfección con estos tiempos tan difíciles que estamos viviendo, en los que vemos al juez Garzón sentado en el banquillo de los acusados por atreverse a hacer justicia y devolver la dignidad a todos los represaliados y asesinados vilmente por el franquismo. ¡Enhorabuena y gracias por la novela, Benjamín!