miércoles, 4 de febrero de 2009

Benjamín Prado, en concierto

Benjamín Prado llegó a la Escalera de Jacob a recitar... y se fue tras una noche espectacular en la que cantó sus poemas, los acompañó con la armónica, punteó con su guitarra eléctrica una canción sorpresa, fue acompañado por las palmas del público en alguno de sus poemas, y se compenetró a la perfección con Ángel Rubio, impecable en la guitarra.

"Poesía viva", como decía Teresa Sebastián, la organizadora de esta maravillosa noche. Benjamín Prado es así, siempre supera las expectativas. Esperas disfrutar y acabas emocionado. Vas a ver un recital de poesía y cantas las canciones en las que convierte sus poemas. Esperas un poema y te encuentras con él. Siempre más.

El concierto dio para mucho y dará mucho que hablar y que contar en este blog. Pero por empezar por el principio, vayamos al inicio. Lo primero fue una canción inédita, o que por lo menos nunca ha llegado a estar grabada en disco. Es una canción suya y de Sabina, o viceversa, y Benjamín arrancó recitándola, continuó cantando, y acabó a la armónica. (Podéis verlo en el vídeo, disculpad la calidad de la imagen, pero es lo que pasa cuando usas la cámara de fotos para grabar vídeos... hay alguno, que colgaré también, con mucha más calidad)




"No puedo creer que esté haciendo esto" dijo tras su primera intervención entre los aplausos del público.
Y continuó recitando poemas (que iremos poniendo aquí, en vídeo y en audio, un poco de paciencia, por favor).

Tiró de repertorio de Iceberg: Viento negro, Caminos, Zoo (a tres voces, Teresa, Ángel Rubio, y Benjamín), Verde... de Marea Humana: El optimista (animadísimo poema a los alegres acordes de la guitarra de Ángel).

Además, desenfundó su propia guitarra, y cantó Parte Meteorologico, una canción que ha compuesto para el nuevo disco de Sabina. Los que allí estuvimos fuimos los primeros en escuchar esta primera versión, en primicia. La noticia buena es que es del nivel que se puede esperar de estos dos maestros. La mala es que tenemos que aguantar hasta que el genio de Úbeda saque el disco, eso sí, ese día, aquí estará. En exclusiva. (Algún día adelantaré algún versillo, ¿vale Benjamín?).

Visto y no visto, Acertijo (atentos, que en breve os trasladaremos el reto que Benjamín nos ha lanzado a todos), De qué me sirve ahora, Palabras, El enamorado III.

Y cantó, de nuevo otra rareza, de esas suyas y de Joaquín Sabina. Números rojos, pero en su primera versión, en su versión poema y en su versión libre musical. ¡¡¡Espectacular!!!

En los bises alguien entre el público le lanzó su libro "Mi Antología", en su edición Mexicana (bueno, ese alguien fui yo), seleccionó un poema del libro, y lo recitó "Doble o nada".

Y se despidió, "Como dice una canción de James Brown, si tú no dices la verdad sobre mi, yo no contaré mentiras sobre vosotros. ¡Vámonos!".

No está mal para celebrar el post 200, ¿verdad?

3 comentarios:

Karmela dijo...

Genial Benjamín. Gracias por compartirlo con los que no pudimos asistir....

Meadow dijo...

Hola Karmela, fue realmente muy bueno. Si te ha gustado este vídeo, pese a la pésima calidad, espera a que vaya colgando todo lo que pude lograr ayer, hay mucho bueno.
Benjamín lo bordó.
Un abrazo

Eterna aprendiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.