miércoles, 19 de noviembre de 2008

El juego de Benjamín

Aviso a navegantes.



¿Te animas?



6 comentarios:

Benjamín Prado dijo...

Bueno, Eloisa, eso está bien pero ya está dicho en lo anterior, en el viaje del pasado al destino y en la idea del segundo yo que no quiere dejar regresar el primero.

Benjamín Prado dijo...

Otro impulso, para quitar la repetición de "volver". ¿Quién lo sigue?

Se viaja siempre contra tu país,
de ti mismo a un lugar donde ser otro
que ya no te recuerde
ni quiera regresar.

Se viaja del pasado hacia el destino,
de tu vida a la vida.
Mientras avanzas, lo que vas dejando
atrás, es la esperanza de volver.

Eloisa dijo...

bueno... tenia que intentarlo...jje
Es cierto que es casi la misma idea repetida.
Jodoo, en mi primera experiencia puedo decir que es...complicado.

Esa nueva idea me gusta, pero quizá me gusta mas la de pensar: ¿estoy asistiendo al nacimiento de un nuevo poema de Benjamín...?

Sonia Betancort dijo...

Me acabo de quedar estupefacta con la reflexión que se bucea en estos versos... Luego de siete años de un constante ir y volver, sólo me atrevería a decir, Benjamín:

Se viaja siempre así,
contra uno y hacia uno mismo.
Haces el ejercicio de marcharte
para aprender a regresar.

Sonia Betancort dijo...

Yo además creo, Benjamín, que estos versos tuyos: "Se viaja siempre contra tu país,/
de ti mismo a un lugar donde ser otro/ que no quiere volver" son en sí mismos un hermoso poema, para mí como lectora esa bellísima reflexión funciona sola, o quizás pueda ser el final vertiginoso de un hermoso texto de viaje.

Jesús dijo...

Pero hay viajes de ti mismo
que no van más alla
del banco de esa estación
con destino a Ninguna Parte,
en el que vas a soñar
como sería si te fueras de verdad