jueves, 22 de octubre de 2009

La receta del Tiramisú de Limón: Prado y Sabina

Si aún no habéis escuchado la canción, que ya circula por la red, leed primero la poesía. Será la primera vez que la escuchéis sin música, una vez que la música os atrape... se hará canción.

Tiramisú de Limón.
Letra: Joaquín Sabina y Benjamín Prado. Canta: Pereza y Sabina.


Hice un solo desafinado
con las cenizas del amor
las verbenas del pasado
cangrenan el corazón.

Acórtate la falda nueva
despiértate al oscurecer
túmbate al sol cuando llueva
no desordenes mi taller

Tiramisú de limón
helado de aguardiente
muñequita de salón
tanguita de serpiente.

De madrugada y por la puerta de servicios
me pasabas el hachís
al borde del precipicio
jugábamos a Thelma y Louise

Pero esta noche estrena libertad un preso
desde que no eres mi juez.
Tu vudú ya pincha en hueso,
tu saque se enredó en red.

Tiramisu de limón
helado de aguardiente
puritana de salón
tanguita de serpiente.

Dónde crees que vas
qué te parece que soy
no mires atrás
que ya no estoy.

Pero dónde crees que vas
qué te parece que soy
si miras atrás
mañana es hoy.

Dónde crees que vas
qué te parece que soy
puede que quizás
luego sea hoy.

Nena dónde crees que vas
que te parece que soy
no mires atrás
que ya me voy.

Que sepas que el final no empieza hoy.

Y ahora sí, hágase la canción...(en un fotomontaje del propio Sabina)



O en uno de sus fans (en esta ocasión con la canción entera...
http://www.youtube.com/watch?v=hud8BuCq7mk


Y recordad que en breve podremos saber cómo se escribió esta, y las demás canciones del disco en Romper una canción.

2 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

es buenisima! estoy seguro que lo que sigue será igual o mejor...

Jon Muñoz dijo...

Dejo por aquí el poema de esta semana en Interviú de Joaquín, especialmente dedicado a Benjamín:



Para Benjamín Prado, más que nunca

Disco nuevo, que ya es hora
de echarle un pulso a la aurora,
de que le toquen las musas
el culo a las semifusas,
de que aceleren los trenes
derrapando en los arcenes
de las curvas peligrosas.
Por eso… Vinagre y Rosas.

Gira nueva, ya me toca
disfrutar del boca a boca,
volver a la carretera,
darle cuerda a tus caderas,
mancillar el escenario
con el verbo estrafalario
de cien rimas caprichosas.
Por eso… Vinagre y Rosas.

Video nuevo en la mochila,
habrá que cargar las pilas,
desempolvar las guitarras,
disfrazarse de macarra,
procurar que las canciones,
sean un libro de oraciones
a la virgen milagrosa.
Por eso… Vinagre y Rosas.

Catorce emociones nuevas
que brotan de higos a brevas,
urge calarse el bombín,
releer a Benjamín,
sacudirse la tristeza,
trasnochar con los Pereza,
poner pies en polvorosa.
Por eso… Vinagre y Rosas.