miércoles, 19 de septiembre de 2012

Raro, el concierto IV. Marwan.

Llevo coqueteando con la sinceridad 4 post (el de la presentación, el de Paco Cifuentes y el de Luis Pastor), pero ya no puedo más. Lo afirmo. Esta es mi actuación favorita de la noche. Llegué a Marwan, hace poco, como llegué a Benjamín Prado, hace mucho, yendo a ver a otro cantautor. Me lo anoté en la agenda y me prometí ir a algún concierto suyo. En la promesa no constaba el dónde. Mejor. Jamás hubiera acertado que le vería en el Museo Antropológico.


Primero nos sigue contando cómo llegó Raro a ser lo que es en esta nueva edición. Luego nos deja con Marwan. Y más tarde aún, esa misma noche, se graba a sí mismo cantando esa misma canción en casa... la que pudimos escuchar el lunes pasado en este blog en exclusiva. Boom Boom, Bang Bang.

Una canción a un estribillo pegado. Un estribillo que no convence al cantante, pero que entusiasma al autor. El público acompañó a las palmas. Gustó. ¿no?


2 comentarios:

Juan Jo dijo...

Si en la canción de Sabina a Serrat le tiembla el corazón en la garganta, a Marwan le tiembla el corazón en el alma, en el alma de poeta que pone en todas sus canciones. Con motivo de su último disco, Benjamín dejó por escrito que nadie utiliza la palabra corazón como Marwan.
Marwan es todo corazón.
Un abrazo.

Joaquin Sabina - dijo...

Gracias a todos.

Podéis pasar a retirar el cheque por mis oficinas de la Castellana.


Boom boom... bang bang