lunes, 15 de febrero de 2010

El alma del movimiento

Mañana partirá hacia Granada, donde el jueves 18, de 10 a 12 le espera el VI festival de Poesía de Nicaragua. Un encuentro poético de alto nivel, de entrada libre (qué bien se lo montan por allá) y en el que el Director de Cuadernos Hispanoamericanos, como le presentan en el programa del festival, participará junto con Jesús Garcia Sánchez "Chus Visor" en un "conversatorio con los poetas hispanoamericanos invitados al festival". La cita es en el Convento de San Francisco, en el salón de la Estatutaria Precolombina. Esperemos que alguien, desde allí, nos lo cuente.

No para de moverse, pero no es esa el alma del movimiento sino, como dice Prado que dijo Neruda, las bicicletas. Su defensa, y la de Garzón, Rosenvinge (Christina), Madrid, y Juan Urbano, es lo que predominan en sus letras de imprenta de su habitual de los jueves por madrid.

El juez Garzón no viaja en bicicleta.
Por Benjamín Prado. El País.

La velocidad es tiempo y equilibrio, y, desde hace poco, según nos dicen, es también poder: ahora el que gana ya no es el más fuerte, sino el más rápido. El que gana, claro, es el que amontona más dinero en menos tiempo. A la velocidad, eso sí, hay que controlarla, porque si aceleras o frenas cuando no era, te sales de la curva.

Todo eso me lo acaba de decir Juan Urbano en el bar donde quedamos cada mañana para compartir café y periódicos, y para apuntalar su discurso ha sacado dos noticias incomparables de cuya comparación espera sacar, como acostumbra, la esencia de lo que pasa aquí y ahora. Los hermanos Wright mezclaron los pájaros y la gasolina e inventaron el avión. Newton mezcló el aire y las manzanas e inventó la gravedad. Juan mezcla dos noticias que no tengan nada que ver y te monta una teoría sociopolítica.

"Porque, a ver", continúa, "si coges a los jueces del Consejo del Poder Judicial y ves la prisa que se dan para defender al franquismo del juez Garzón; y luego coges al Ayuntamiento de Madrid y ves lo despacio que construyen el carril para bicicletas que han prometido en cada campaña electoral, te das cuenta de que para unas cosas se corre tanto y para otras tan poco, que al final no tenemos estabilidad, no existe la compensación y, por lo tanto, no hay armonía".

O sea, que por un lado tenemos al Tribunal Supremo apresurándose a impedir que se investiguen los crímenes de la dictadura, que es lo que ellos y sus otros llevan haciendo desde que la Memoria Histórica amenazó con escarbarles a algunos en la familia; y por otro lado tenemos a un grupo de ciudadanos que le piden al alcalde que cumpla su promesa de ponernos un verdadero carril-bici en la ciudad que nos permita ir dando pedales a un cine de la Gran Vía, igual que se puede hacer en las otras ciudades civilizadas de Europa, y no se limite a decorar el extrarradio. La que lleva la voz cantante y va primera en el pelotón es la compositora Christina Rosenvinge -madrileña con hache en medio a quien, aprovechando que nos vemos en este artículo, me gustaría pedirle el teléfono del diablo, para pactar yo también con él-, que se ha transformado por esta vez en la abanderada de los abajo firmantes, quizá porque además de ser mucho de todo, por dentro y por fuera, también es un poco danesa, y en Copenhague, Aalborg o Helsingor todo el mundo va en su bicicleta a todas partes, pero no sólo por pasear, sino también porque ése es su medio de transporte para llegar al trabajo, a un restaurante o al colegio de sus hijos.

Los jueces no van en bicicleta porque se les engancha la toga y porque a más de uno se le sale la cadena con demasiada frecuencia, pero el resto de las personas sí puede hacerlo, y que no les vengan con ese rollo de que Madrid tiene muchas cuestas: el que las quiera y pueda subir, que lo haga, y el resto, que se monte en un autobús. Pero el plan prometido, escriben los denunciantes, "no está siendo ejecutado en calzadas que han sido reformadas recientemente y que forman parte de los ejes ciclistas principales del Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid. Hemos sufrido una gran decepción cuando hemos visto terminada la obra del tramo Colón-Cibeles -parte del proyecto de remodelación del eje Prado-Recoletos- sin la ejecución del carril-bici tan esperado. Tampoco en la obra de la pavimentación de la Puerta del Sol, finalizada hace unos meses, así como la peatonalización de Arenal -ambas forman parte del Eje Ciclista Principal que conecta El Retiro-Cibeles-Sol-Ópera- se han ejecutado los tramos aprobados de carril-bici". Y la pregunta es evidente: ¿si no lo hay hecho ahora, cuándo lo piensan hacer? ¿La promesa era sólo la primera parte de la mentira?

Tal vez lo que ocurre es que montar en bicicleta es bueno para nuestra salud pero malo para la del Ayuntamiento, la Comunidad Autónoma y el Gobierno, que recaudan dinero a manos llenas de los coches a base de multas, parquímetros, carreteras radiales, impuestos de circulación y demás. Pero es una lástima privar a Madrid de la paz de las bicicletas, que son el esqueleto de la urgencia, son molinos que desgranan el sol como maíz ardiendo y son, porque lo dice Pablo Neruda, el alma del movimiento. Oigan, Alberto y los demás: no sean desalmados, que para eso ya están los jueces.

"¿Ves?", dice Juan Urbano, "al final todo es cuestión de acelerar o detenerse. Nos dan a la gente normal alas para los pies y a algún que otro magistrado le paran los pies, y esto va de cine".

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno el mix de noticias, Juan Urbano. Solo los grandes lo pueden hacer.
Elizabeth

amante del absurdo dijo...

un mix:

Urbano/Prado/chus visor/prisa bicicletas de Sabina.


Lucía Folino: la víctima elegida para el desguace.


Señor Meadow: el agua está llegando al cuello a la izquierda achanchada y burguesa que ustedes defienden.
No es acelarando juicios contra la dictadura que evitarán el bochorno que hace Felipe Alas González, encubriendo a la señora Pandora/Pandemia entre sus expedientes clasificados equis. Triple equis.


Por lo tanto, si Prado, chofer urbano y guardaespaldas con licencia para matar viaja a Nicaragua dígale de mi parte que los aviones en los que viaja llevan tripulación y pasajeros que ven y escuchan todo -además de leer cómo se soban entre los blindados por la mafia de prensa NIP- y que están haciendo el papelón más grande del siglo XXI en continuar ignorando las evidencias.

De público y notorio.


Felinamente.
Lu



Sabina es una mierda, igual que su gira terminada en Rosario. Pero los parásiktos que le hacen la pelota son dos mierdas y un sorete.
(la escatología es muy gráfica a la hora de insultar a estos enfermos mentales, paladines de la mediocridad intelectual).

amante del absurdo dijo...

Me atrevo a adelantarme a los miserables, que por decir esto concluirán (es que son muy negados intelectualmente) que defiendo a los fachos del pepé bushnerista.


Dios les conserve la inocencia pero los ilumine, porque de esta no salen vivos.





Tercera posición.
Por eso los cuerdos de atar me cortaron las alas, y los vivos piratas del asfalto se quedaron con el dinero de los réditos.


Fuera, bichos.


Más felinamente que nunca.

Lu


La única alma en pena de este blog (el resto es chatarra).

Anónimo dijo...

No sirve de nada estos insultos, Lu. Que creés que pensamos cuando leemos tus comentarios, los seguidores de Benjamín? Te vamos a creer a vos? No tenemos como comprobar nada. Y por ende cambiar de opinión.
Por este medio, no sirve.
Y por formar parte de este blog, no nos trates de chatarra.
Elizabeth.

Anónimo dijo...

Elizabeth: creo que los que siguen este blog ni siquiera piensan. Llamarlos chatarra es darles cierta jerarquía de objetos inútiles y contestarles un acto de generosidad ilimitada de mi parte.

Los que dicen que aman la poesía y tienen comportamientos abyectos adulando a quienes no conocen bien, son producto de la obstrucción mental en empeñarse en no ver lo que los ojos de otros señalan.

Aquí lo dice Serrat, por si no lo vieron:


http://www.clarin.com/diario/2010/02/21/um/m-02143846.htm








Sabina recurrió a su amigo poeta Benjamín Prado para hacer su último disco porque se sentía agotado artísticamente. ¿Hernández puede haber sido tu Benjamín Prado?

No es mi caso. Sabina es muy generoso: Sabina recurrió a Sabina.







Sí, me gustaría, pero es imposible. No se puede hacer una tortilla sin romper los huevos.
Las leyes del mercado.

Todos estamos sometidos a ellas, tú también. Puedes vivir esclavo de ellas o tratar de liberarte, pero negar que existen es absurdo. No puedo ir a cantar donde no me llamen. Un artista vive sujeto a la ley de oferta y demanda. Si no te contratan, cantarás en tu casa. Y puede ser que tu vecino se cabree porque no lo dejas dormir, pero lo que no harás es conseguir un público.



Lu-
No hay público cuando el contrincante juega con deslealtad y envidias profesionales.

Anónimo dijo...

que persona mas repugnante sos, loquita, y qie pena que algo tan hermoso como las canciones de sabina o lospoemas de benja atraigan a chaladas como vos

Anónimo dijo...

y vos anónimo sos un ser despreciable, aliado del cinismo y la desvergüenza y atacás a lucia folino porque sos un sorete de ellos y somos muchos los que estamos viendo por internet la clase de pelotudos que le hacen a sabina de testaferros mientras el papanatas dice que va a seguir chupando mientras el terrorismo peruano le hace la pelota y se queda con los bienes del viejo maricón enchufado

de anónimo a anónimo, que esto es un correo privado de nadie y cualquiera.

Cecilia Ruiz Farnells dijo...

Que pena, ya no se puede leer más este blog, era hermoso pero se llenó de esa demencia de mujer que insulta y tira barro. Es una pena que Meadow no le haya sabido o querido cerrar la puerta a eso. Adios a todos.