viernes, 6 de noviembre de 2009

Vine a Praga a romper esta canción

Cuando aprendí a tragar fuego / el circo ya se había ido / de Albacete a Nueva York / el elefante está ciego / el domador malherido / quién ha mentido / mi amor. / La canción que estoy cantando / empieza en otras canciones /y acaba en un hospital / por qué me sigo jugando / la vida a pares o nones / por fulanita de tal

Así, con un nuevo adelanto de una nueva canción de Vinagre y Rosas, comenzaba la entrevista que Carles Francino, en la SER, le hacía a Joaquín Sabina en directo el pasado 3 de noviembre, y durante la cual intercalaron una entrevista con Benjamín Prado.

Decía Francino que "a Joaquín hay que quitarle los discos de las manos porque no los suelta, y en esta ocasión de un bar de Praga, donde se fue a escribir las canciones con quién, con Benjamín Prado, que además ha escrito un libro "Romper una canción", donde nos cuenta los secretos de este libro y lo hace ahora, con nuestra compañera Ana Uslé que también ha aprendido lo que es romper un disco".

La periodista comienza, con mucho tino, "Un disco no comienza por la primera pista, ni por la visita de una musa, en este caso empieza con su marcha, la de la virgen de la amargura", y Benjamín, en entrevista grabada comenta:

"Me acuerdo que estábamos en los diablos azules y me dijo oye Benja, aprovechando que tú estás hecho polvo ahora mismo, te has peleado con una novia, por qué no nos vamos por ahí, al sitio del mundo que tu quieras y escribimos un disco entero de canciones de desamor".

Dos tipos que - continúa la periodista - en Hamlet se hubieran peleado por el papel de calavera hacen la maleta y se van juntos a Praga.

Benja corta la canción, la rompe, para decir: "La primera canción que nos pusimos a escribir es una que se llama agua pasada, maravillosa, de esta que, no sé si se puede decir en la radio, los músicos dicen que va directa al coño". "Levantanto los puñitos para arriba es la tregua y la catraba? es meneando mucho las caderas, imagínate los camareros del Jopersbar, como le llamaba Joaquín, lo que pensaban cada vez que nos véían hacer eso".

"Sinceramente - dice Benjamín - yo no tengo ni la más remota idea de quién escribió cada cosa, en mi opinión es un milagro, aunque sea un milagro por lo civil". "Creo que estamos los dos muy contentos, él con su disco, yo con mi libro, y los dos con nuestras canciones".

Y canta la canción en voz de Sabina, "Vine a Praga a romper esta canción, por motivos que no voy a explicarte". (Así, o casi, comenzaba un soneto de Sabina en Interviú, dedicado a Benjamín Prado).

Dice Francino, "en el reportaje se nota que Benjamín está entusiasmado, con el libro, con el disco...", "yo también" replica Sabina "es verdad que no sabríamos decir qué verso es de él y cuál mio, es verdad que nos hemos peleado gozosamente por una coma, o por una tilde y es verdad que hemos vuelto más amigos de lo que fuimos". "Los camareros de Praga pensaban que eran maricones, y tenían razón".

Se escucha bien, entera, y con nuevas letras de fondo en


4 comentarios:

amante del absurdo dijo...

Muy bien, al fin Sabina reconoce que él y Benja son dos maricones.

Que hay quien asegura que Prado romìo con Teresa (la hermana de Cristina y los Subterráneos), pero en realidad fue Saibna quien rompió con Teresa (Serrat Teresa).


Y como no va a seguir currando si es en una entrevista reconoce que él es URBANO.


So, a mamarla felinamente.




Lu (la ex Rorro)

amante del absurdo dijo...

rompió con Joan Manuel ( entre esos tipos y él hay algo personal)


Cuídese Meadow, que la peste está matando a muchos hongos sabineros.

Mijel... dijo...

No conocía tu blog, encantado de visitarte, y leerte (aunque esto ya lo hacía).

Seguro que el disco tiene mucho acidos básicos y vergeles urbanos.

Saludos...

taciturna dijo...

Hoy me he pasado la tarde entre Praga, Rota y Madrid leyendo "Romper una canción" y me ha encantado, Sr Prado. Ahora me dispongo a escuchar Vinagre y Rosas de nuevo pero "por primera vez". Un saludo y muchas gracias por este making off.